San Juan de Puerto Rico, cultura y sol caribeño todo en uno

Si hay una ciudad especial en el Caribe que aune playa, sol y cultura, más allá de la Habana, esa es San Juan, capital de la isla de Puerto Rico. Técnicamente estaremos dentro de los Estados Unidos, pero la isla es un territorio hispano por excelencia y nos sentiremos casi como en casa, con todo lo mejor del Caribe reunido en una misma ciudad.

Un centro de la ciudad dominado por tiendas, mercados tradicionales y un colorido espectacular, mientras bajamos camino de la playa. Un montón de lugares y rincones con encanto en parques, iglesias y rincones dentro de la propia San Juan, esperando a ser descubiertos por esos turistas inquietos que no duden en dejarse llevar y “vagar” sin rumbo por sus calles.

Como referencias imperdibles, el Castillo San Cristobal y el Parque Isla Verde, donde además de playa encontraremos un montón de actividades interesantes. Puerto Rico es una isla pequeña y se puede recorrer en pocos días, descubriendo lugares muy hermosos, pero todo está más que bien reunido en su capital, San Juan.

Share


Hamburgo, belleza a orillas del Elba

La ciudad hanseática de Hamburgo es la segunda más grande de toda Alemania, y se ubica en el norte del país, contando con un aire moderno y cosmopolita sin olvidar su parte industrial. Una ciudad hermosa y llena de encanto en la que podemos disfrutar de monumentos, cultura y una gastronomía muy especial.

Es de obligada visita el Puerto, a orillas del Elba, el más importante de todo el país, a pesar de estar relativamente alejado del Mar del Norte. Imprescindible también el Kuntshalle, en donde encontraremos obras pictóricas muy importantes de autores alemanes, franceses o modernitas como Andy Warhol.

También podemos disfrutar de la belleza de la ciudad recorriendo algunas de sus iglesias más importantes, como la de St Jacob o la de San Miguel, y por supuesto, visitar la plaza del Ayuntamiento, centro neurálgico de Hamburgo. El lago Alster y el Jardín Botánico son alternativas de paseo igualmente interesantes en plena naturaleza, dando vida a una ciudad que combina todo lo mejor y más espectacular de Alemania.

Share


Fez, cultura y monumentos en el norte de Marruecos

Cuando la mayoría piensa en hacer una escapada de pocos días siempre pone la vista en los destinos europeos cercanos, pero a veces también hay que ampliar un poco el campo de visión y mirar al sur. Marruecos es un país tremendamente interesante donde poder visitar ciudades increíbles con un toque muy diferente a todo lo que hayamos visto. Como por ejemplo, la hermosa ciudad de Fez. 

Ubicada en el norte del país, a tan solo unos kilómetros del Estrecho, Fez se ha convertido en la capital cultural de Marruecos. Se trata de una ciudad amurallada que podría recordar a Jerusalen, plagada tanto de mezquitas como de monumentos arquitectónicos. Una ciudad perfecta para perderse entre sus calles y conocer el verdadero encanto de Marruecos.

Fez cuenta además con una de las universidades más antiguas del mundo, y con poblaciones cercanas también muy interesantes, como Meknes. Recorrer los zocos, probar la gastronomía local, disfrutar de la música y la cultura marroquí en todo su esplendor… Fez es una ciudad magnífica para conocer más a fondo a nuestro vecino del sur.

Share


Trento, la magia de la Navidad en una ciudad diferente

Tal vez el nombre de Trento te suene de algo si has estudiado Historia. Hubo un concilio muy conocido en dicha ciudad hace siglos, de suma importancia para el Catolicismo. Ahora Trento es una ciudad tranquila y diferente situada en los Alpes italianos, que vive de manera muy especial la Navidad.

El mercado de Navidad de Trento es considerado uno de los más importantes y espectaculares de toda Europa. Desde mediados de noviembre hasta principios de enero, el centro de la ciudad se viste de gala con luces navideñas y un mercado con un montón de tiendas y lugares donde encontrar desde dulces típicos hasta belenes. Se realizan también numerosas actividades que tienen que ver con las fiestas navideñas.

Es un momento perfecto para visitar una ciudad que sorprender a todo el que le da una oportunidad, por ese toque entre lo medieval y lo centroeuropeo que tiene, y por la belleza de las zonas naturales a su alrededor.

Share