El otoño ideal está en Vermont, Estados Unidos

Lo de realizar escapadas de fin de semana en otoño es ya un clásico casi en todas partes del mundo. Eso sí, ese tipo de excursiones se suelen realizar a lugares relativamente cercanos… Pero en esta ocasión proponemos un viaje inolvidable allí donde el otoño se convierte en algo muy especial: Vermont, en el noreste de Estados Unidos.

Para aquellos que tengan planeado viajar a aquella zona de los EE.UU., pasear por los bosques de Vermont durante esta época del año es una experiencia inolvidable. A cinco horas de Nueva York, y lindando ya con Canadá, en la parte más cercana a ciudades como Montreal y Quebec, la zona de Vermont ha sido siempre conocida por atraer turismo durante esta época del año, cuando está llena de encanto.

En la zona sur del estado se encuentra el paraje natural de Great Mountain & Finger Lakes, uno de los más hermosos de la zona, y un destino perfecto para una escapada romántica, ya que cuenta con alojamiento en cabañas, disfrutando de la paz y tranquilidad de la plena naturaleza.

Share


Sierra de Aracena, la cuna del mejor jamón ibérico

Es un manjar de los dioses, y en nuestro país tenemos la suerte de contar con una de las mejores delicatessen que cualquier gourmet podría desear, el jamón ibérico. Con la crianza de los cerdos en diferentes puntos de España, nuestro jamón es considerado el mejor de todo el mundo. Y la Sierra de Aracena es sin duda uno de los mejores lugares para comprobarlo.

Este precioso rincón dela provincia de Huelva es un punto clave para la producción porcina nacional, especialmente para el jamón, pero cuenta con muchos más encantos. El propio pueblo de Aracena está consagrado a tan ilustre alimento, con el Museo del Jamón como protagonista, pero también encontramos en el mismo monumentos muy interesantes, desde Iglesias hasta un Castillo, pasando por las numerosas fuentes y plazas diseminadas por todo el núcleo urbano.

Otro de los ineludibles encantos del pueblo es la Gruta de las Maravillas, un pasaje subterráneo espectacular en el que podremos disfrutar de una visita diferente y realmente original.

Share


Las Fiestas del Pilar, el mejor reclamo de Zaragoza

Se acerca el puente del Pilar, que se celebra todos los años junto con el festivo, el día 12, conmemorando también el Día de la Hispanidad, por la llegada ese mismo día, en 1492, de Cristobal Colón a América. En este año, el festivo cae en jueves, así que para muchos el puente estaba cantado. ¿Y qué mejor sitio para disfrutarlo que la propia ciudad de Zaragoza?

Los maños están de fiesta durante estos días, pero el día grande se vive en ese 12, el Día del Pilar, con multitud de actos tanto litúrgicos como culturales. Conciertos, actividades de todo tipo… La excusa de la festividad es perfecta para visitar Zaragoza, capital de Aragón y una de las ciudades con más encanto de esta zona de España.

Recorrer las calles del centro engalanadas, hacer parado obligatoria en la Basílica del Pilar, encontrarnos con los típicos grupos cantando y bailando jotas, disfrutar de los platos más tradicionales de la gastronomía aragonesa, vivir la experiencia de unas fiestas cada vez más grandes e importantes… Zaragoza nos espera con los brazos abiertos durante estos días.

Share


Mostar, la encrucijada entre Oriente y Occidente en plena Bosnia-Herzegovina

Tal vez, a la hora de preparar un viaje, uno de los destinos que menos nos llama la atención son los países de la antigua Yugoslavia. Croacia, gracias a su parte de costa, está empezando a destacar como destino turístico, y parece que Bosnia también se está logrando posicionar como un lugar diferente y original al que acercarse, sobre todo Mostar.

Es la segunda ciudad más importante del país, detrás de la capital Sarajevo, Gracias a sus dos universidades, la ciudad goza de una intensa actividad cultural, y a eso se une la gran cantidad de festivales tradicionales que se celebran a lo largo de todo el año. Su casco antiguo nos lleva a los tiempos medievales, con toques de influencia oriental que son tremendamente originales.

Es una ciudad llena de monumentos, muchos de ellos reconstruidos tras la guerra, pero manteniendo el estilo y la esencia, así como parajes naturales encantadores, como la orilla del río Neretva, que cruza toda la ciudad. Un destino que está ganando en afluencia en los últimos tiempos, también por estar muy cerca de Dubrovnik.

Share