Portimao, el destino de moda en Portugal

Aunque en España podemos presumir de contar con playas espectaculares y destinos costeros insignes, muchos compatriotas, especialmente los que viven en la parte oeste de nuestro país, están empezando a elegir las costas portuguesas como destino más novedoso, tal vez por cambiar de aires o por buscar algo más económico.

De entre todos los destinos costeros portugueses hay uno que destaca por encima de todos: Portimao. Y es que años tras año vemos en las redes sociales como cada vez son más las personas que conocemos que se acercan a esta localidad atlántica para pasar unos días de vacaciones. El ambiente es increíble, hay muchos pubs, chiringuitos y discotecas donde disfrutar, las playas son muy buenas y lo más probable es que puedas hablar siempre en español, porque hay muchísimos compatriotas por allí.

Portimao posee el encanto de unas playas espectaculares también con acantilados, y de ser un centro urbano con todo lo que cualquier visitante necesita en unas vacaciones. A apenas unas horas de camino en coche desde ciudades como Madrid, Sevilla o Salamanca, Portimao se está haciendo cada vez más popular.

Share


Ortigueira, el paraíso veraniego de Galicia

La costa gallega no suele ser el sitio favorito de los turistas españoles y extranjeros para pasar el verano. Las frías aguas del Atlántico, sumadas al tiempo mucho más complicado en esta zona del país que en el sur o en el este, provocan que Galicia no sea un referente turístico tan importante. Destacan, sin embargo, algunas poblaciones interesantes que sí que se convierten en destinos más que interesantes, y la principal de todas es Ortigueira.

Se trata de una población situada al norte de la provincia de La Coruña, muy cerca de la Estaca de Bares, el punto más septentrional del país. Con unas playas preciosas y un sinfín de monumentos y lugares curiosos que visitar, Ortigueira se convierte también en un sitio de peregrinaje para los amantes de la cultura celta, al celebrase cada verano aquí el Festival Celta más importante de todo el país, con la aparición de bandas llegadas desde todo el mundo.

Es en esos días cuando Ortigueira recibe el mayor aluvión de visitantes, que normalmente se quedan prendados por la belleza natural de los paisajes de la localidad, y deciden volver de nuevo, para ese mismo evento o para cualquier otro, convirtiendo a Ortigueira en un destino ya clásico dentro de la costa Atlántica española.

Share


Nueva Zelanda, donde la Tierra Media se hace realidad

Nueva Zelanda es un territorio inhóspito en la otra punta del planeta, uno de los lugares más australes que existen, escondido casi “a la sombra” de su vecina Australia. Sin embargo, en los últimos años y gracias en buena medida a la labor del director de cine Peter Jackson, natural de aquel país, Nueva Zelanda se ha mostrado al mundo espectacular y exuberante en sus paisajes.

Winter scene in the snow, Queenstown. New Zealand.

Los rodajes de sagas como El Señor de los Anillos y el Hobbit o películas como King Kong nos han mostrado los indescriptibles paisajes neozelandeses, desde las inmensas llanuras a las montañas y cordilleras. De hecho, existe un pequeño trozo de tierra en Nueva Zelanda que sirvió para la semblanza de Hobbiton, la ficticia Comarca que aparece en las sagas de Tolkien, y su reconstrucción se ha mantenido por el intenso interés turístico que genera.

Nueva Zelanda está lejos, muy lejos, y el viaje en avión con varias paradas se puede hacer eterno, pero la experiencia de visitar estos sitios, de dejarse enamorar por la naturaleza en su estado más primigenio, es sin duda inolvidable. Un viaje para los más aventureros.

Share


Visitando el Tirol austriaco, belleza natural y clásica

En pleno corazón de Europa, la región del Tirol es una de las más importantes, hermosas y diferentes que podemos visitar. Nos encontramos en Austria, en una zona pegada ya a los Alpes y donde podremos pasarnos por ciudades tan históricas como Salzsburgo (cuna del genial Mozart) o con tanto encanto como Innsbruck.

La belleza clásica de las ciudades, que todavía conservan ese encanto casi medieval, se funde en el Tirol con los cientos de pueblos pequeños que encontramos a lo largo y ancho de la región, y que representan el mejor ejemplo de lo que se puede entender por “turismo pintoresco”. En plena naturaleza, estos pueblos se han quedado clavados en otro tiempo donde todo parece más fácil y donde el estrés o el agobio no existen.

si preferimos visitar la montaña, los Alpes nos darán la bienvenida para poder disfrutar del esquí, el snowboard o cualquier otra actividad con nieve, casi perpetua durante todo el año. Si preferimos las ciudades, Innsbruck y Salzsburgo, las más importantes, nos ofrecerán todo lo que cualquier visitante pudiera desear.

Share