Dubrovnik, una preciosa ciudad a orillas del Adriático

Croacia es uno de los países más jóvenes de Europa, pero en apenas tres décadas ya ha logrado un gran avance tanto social como cultural, convirtiéndose incluso en uno de los nuevos destinos turísticos de moda del continente. Sus ciudades son espectaculares, pero hay una que destaca por encima del resto. Se trata de Drubovnik, una preciosa localidad amurallada a orillas del Mar Adriático.

 

Declarada como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO, Dubrovnik está consiguiendo mucha popularidad en los últimos gracias a la serie de Juego de Tronos, todo un fenómeno a nivel mundial. Muchas escenas de esta ficción se han grabado en la ciudad y eso ha atraído a miles de turistas. Pasear por su casco antiguo, subir a las murallas, visitar el imprescindible Palacio Sponza o el no menos espectacular Palacio del Rector... Hay un montón de cosas emocionantes que hacer en Dubrovnik.

Una ciudad costera donde también podremos disfrutar de un buen baño en algunas de sus playas, y visitar lugares cercanos e interesantes como la isla de Lokrum… Si bien a ciudad ya está algo masificada por el turismo, sigue siendo muy disfrutable pasear por ella y conocerla mejor, como un destino alternativo mágico en Europa.

Share


Bermeo, uno de los puertos más bonitos del País Vasco

Euskadi es una región situada al norte de la península Ibérica, con un encanto muy especial. Durante siglos, sus escarpados montes la mantuvieron aislada de otras civilizaciones, lo que ha conllevado que tenga su propio idioma y también una forma especial y diferente de ver la vida. Además de las grandes capitales, como Bilbao y San Sebastián, encontraremos sitios preciosos en casi cada rincón de esta región. Y nosotros hoy vamos a parar en Bermeo.

Situada a unos kilómetros al norte de Bilbao, la localidad de Bermeo destaca especialmente por su espectacular puerto, uno de los más hermosos del norte de España. En él encontramos el Museo del Pescador, otra de las visitas imprescindibles en el pueblo, junto a la Plaza de Sabino Arana, personaje imprescindible para entender el nacionalismo vasco. La localidad, además, está repleta de esculturas casi en cada rincón.

La visita a Bermeo bien puede llevarnos una mañana o una tarde, pero será interesante acudir también a un lugar muy especial, cerca del núcleo urbano. San Juan de Gastelugatxe, al lado de Bermeo, es uno de los grandes atractivos turísticos de Euskadi, una ermita ubicada en lo alto de una gran peña sobre el mar. Cientos de escalones y una gran dureza para un destino que vale mucho la pena visitar, y que incluso hemos podido ver en series como Juego de Tronos. 

Share


Perugia, una de las ciudades más bellas de Italia

Cuando hablamos de Italia a todos se nos vienen a la cabeza nombres como Roma, Milán o Venecia. Lugares mágicos que se han convertido en destinos deseados por millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, el país transalpino guarda también muchos otros secretos, en ciudades que tal vez no tengan tanta popularidad, esconden una belleza increíble que bien vale la pena disfrutar en persona. Una de esas ciudades es Perugia, capital de la región de Umbria, a medio camino entre Florencia y Roma.

Perugia es una ciudad pequeña pero encantadora, donde puedes ir andando a visitar todos los sitios de interés. Entre ellos debemos incluir, sin duda, el Casco Histórico, con las puertas de sus murallas renacentistas. También es indispensable visitar la Catedral de San Lorenzo, así como el Palazzo del Priori. El barrio subterráneo es igualmente una de las mejores visitas que podemos realizar, por su encanto medieval y tan diferente a todo lo que vemos en otras ciudades.

Cualquier momento es perfecto para visitar Perugia, pero si acudes en Noviembre podrás disfrutar del Eurochocolate, el festival dedicado a este delicioso dulce más grande de toda Europa. Una fiesta no solo para el paladar, sino también para la vista y el resto de sentidos, ya que Perugia se engalana para recibir a muchos turistas en este periodo.

Share


Fez, la perla medieval de Marruecos

Marruecos es el país más al norte de África, y como ocurre con tantas otras naciones, su ubicación ha definido su carácter histórico. Puerto imprescindible dentro del Mediterráneo, el país cuenta con algunas de las urbes más importantes del norte de África. Y hoy hemos querido pararnos en una de las más curiosas y especiales, la ciudad de Fez, una urbe medieval que ha enamorado a millones de visitantes.

Fez se encuentra en la parte norte del país, aunque más al interior. Su ubicación le ha hecho tener una gran importancia histórica, especialmente durante el gobierno colonial francés. Su parte más antigua, Medina Fez-el-Bali, es Patrimonio Histórico de la Humanidad y una de las ciudades medievales más bonitas del mundo. Sus callejones, sus casas típicas, sus tiendas y comercios… Es un barrio perfecto para dejarnos llevar y perdernos por todas esas callejuelas, con la auténtica esencia de Marruecos en cada rincón.

Cruzar la famosa Puerta Azul, visitar la Madrasa Bou Inania, una de las escuelas coránicas más importantes del país, o perdernos por los zocos son opciones imperdibles que nos permitirán disfrutar de una experiencia muy especial en esta ciudad marroquí todavía desconocida para muchos, que cada vez enamora a más turistas.

Share