Suwon, una preciosa fortaleza llena de historia a las afueras de Seúl

Corea del Sur es un país absolutamente fascinante que tal vez haya quedado un poco a la sombra de los dos grandes gigantes asiáticos entre los que se encuentra, China y Japón. Sin embargo, cualquier persona que esté dispuesta a visitar el país y conocer parte de su cultura quedará impresionada. No son solo grandes ciudades modernas como Seúl o Busán, sino también otras llenas de historia, como Suwon, a apenas 30 kilómetros de la capital, pero totalmente distinta.

En Suwon se encuentra la fortaleza de Hwaseong, una imponente ciudad amurallada que es Bien de Interés Turístico desde 1997 por la UNESCO. La visita a la fortaleza se hace ineludible para conocer más sobre el pasado de la ciudad y de la propia historia del país. Pero Suwon cuenta con muchas más alternativas para los turistas. El Palacio Hwaseong Haenggung, en pleno centro de la ciudad, o el templo Daeseungwon, son dos buenos ejemplos de edificios típicamente coreanos que podemos encontrar en Suwon.

No nos podemos marchar de la ciudad, eso sí, sin visitar el curiosísimo museo del Baño, dedicado por completo a WCs y Toilets de todo el mundo, a su evolución y a su modernidad. Suwon es una ciudad curiosa a la que se llega desde Seúl en metro, así que es muy fácil visitarla en un día desde la gran capital.

Share


Guayaquil, el puerto al mundo de Ecuador

En el extremo occidental de Sudamérica se encuentra Ecuador, uno de los países latinos más pequeños de toda la región, pero aun así lugar imperdible para los que estén viajando por la zona. La mayoría pasan por su capital, Quito, pero es cierto que Guayaquil, su ciudad portuaria, puede ofrecer incluso más cultura, entretenimiento e historia, así como una puerta a los espectaculares cruceros por el Pacífico.

La importancia de Guayaquil reside, precisamente, en su ubicación como primer puerto de Ecuador hacia el Pacífico, algo que le trajo ya desde sus inicios una situación de preponderancia con respecto a otras ciudades del interior. Gracias a las exportaciones e importaciones que pasan por la ciudad, Guayaquil ha podido seguir creciendo económica y culturalmente. El turismo está empezando a ser una industria potente en los últimos años, gracias a la renovación de buena parte de las zonas más emblemáticas de la ciudad.

Panorámica del Cerro Santa Ana en Guayaquil

El Parque Histórico, el Malecón y el paseo fluvial del rio Guayas o el célebre barrio de las Peñas, histórico centro de la ciudad que cuenta ahora con muchos negocios y zonas de ocio… Recorrer Guayaquil, ya sea de paso o para quedarnos algunos días en esta preciosa ciudad ecuatoriana, es descubrir un lugar espectacular que no suele aparecer en muchos libros como destino favorito, pero que sorprende a todo el que le da una oportunidad.

Share


Oban, la puerta a las Hébridas en Escocia

Escocia es un país absolutamente sorprendente por todo lo que ofrece a los viajeros curiosos y ávidos de encontrar nuevos lugares especiales. A pesar de lo hermosa que es Edimburgo, o de toda la marcha que tiene Glasgow, quedarse solo en esas ciudades es un error imperdonable, porque de ser así no encontrarías sitios tan hermosas y especiales como Oban, en la costa occidental, la puerta hacia las islas Hébridas interiores, y una ciudad encantadora que vale la pena por sí misma.

Esta pequeña ciudad se ubica sobre una preciosa bahía de la que cada día parten varios ferries para las islas cercanas. Cuenta además con castillos cercanos, con un monumento precioso llamado la Torre McCaig, con unas vistas impresionantes de toda la ciudad y del mar, y por supuesto, también tiene su propia destilería, para los amantes del whisky. Un lugar muy especial para pasar un par de días, o como sitio de paso hacia las islas.

Dicen que Oban tiene algunos de los mejores fish and chips del país, pero la oferta gastronómica es enorme. En los meses de verano, la ciudad se llena de turistas, pero el ambiente sigue siendo tranquilo, siendo una de las ciudades escocesas con  más encanto que podemos visitar en esa época.

Share


Okinawa, kárate y playas en ensueño al sur de Japón

Japón es un país verdaderamente fascinante que ha logrado llevar su cultura y su arte a todos los rincones del planeta, enamorando a millones de personas que sueñan con visitar sus templos, disfrutar de la noche den Tokyo o también bajar a sitios menos conocidos, como Okinawa, cuna del kárate y lugar con unas playas absolutamente increíbles que están a disposición de todo el que las desee visitar.

Cualquiera podría pensar que Japón no es precisamente el mejor país del mundo para disfrutar de un baño en el mar. Sin embargo, la ubicación de Okinawa, varios kilómetros al sur de las islas más grandes del país, hace que la temperatura aquí sea mucho más benigna para disfrutar del surf, el snorkel o el submarinismo en islas como la famosa Naha, donde además podemos encontrar templos, dojos primigenios y mucha comida original japonesa.

Si quieres conocer esa otra cara de Japón, la que todavía conserva su apariencia más tradicional, Okinawa es un lugar imprescindible para disfrutar de toda esa tradición, así como de unas vacaciones inolvidables en un lugar del mundo no tan conocido, pero fascinante igualmente.

Share